dia-controlodares-aereos-tarjeta-de-embarque
Foto: Stux en Pixabay
Foto: Stux en Pixabay
20 de octubre de 2021

Controladores aéreos: la seguridad de los aviones está bajo su mando y hoy celebramos su día

“IBE 941, runway 04. Cleared for take off”. “Permiso para despegar” es quizá la frase más emocionante que se escucha en los aviones. Porque empieza el vuelo de verdad y porque es el momento de abordar una de sus fases más críticas. Pero se hace con toda seguridad porque la ha pronunciado, desde la torre, un controlador aéreo que tiene en su pantalla y en su cabeza todo el mapa del tráfico aéreo de la zona y llevará al avión, con su pasaje y su tripulación, a un pasillo seguro.

Hoy se celebra su día, el Día Internacional de los Controladores Aéreos, esas personas que dominan el cielo y hacen sentir a pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros que pueden realizar su trabajo con total confianza y mantener la aeronave siempre bajo control y, con ella, a sus pasajeros. Porque el denso tráfico aéreo mundial fluye de forma controlada y segura gracias a un perfil profesional que se creó en los comienzos de la propia aviación comercial hace ya un siglo para cubrir unas necesidades de ordenación y seguridad que se consideraron prioritarias desde el principio.

Publicidad

El aeropuerto de Croydon en Londres fue el primero del mundo en utilizar recursos para el control de su tráfico aéreo a partir de 1922. Allí los pilotos debían contar con una secuencia de despegue y una autorización para realizarlo, que recibían mediante señales de una bandera roja. También desplegaron sistemas de radio para dirigir la navegación y las comunicaciones en un momento en que los estados europeos comenzaban a establecer normativas de navegación que incluían estos sistemas, así como la definición de las primeras rutas aéreas en pasos estratégicos como el Canal de la Mancha.

Mientras, en Estados Unidos la Oficina de Correos, el organismo que en los años 20 del siglo pasado utilizaba el avión con más frecuencia como medio de transporte postal , creó las primeras estaciones de radio de correo aéreo, utilizando las técnicas desarrolladas por el ejército en la Primera Guerra Mundial para dirigir y rastrear los aviones de reconocimiento. Más tarde, esas estaciones de radio se convirtieron en bases que emiten instrucciones de vuelo y notificaciones de posición.

En 1930 se construye en Cleveland la primera torre de control para regular las llegadas y salidas de aviones al aeropuerto y los movimientos superficiales de las aeronaves. En 1935 se da un paso más y se instala en Newark el primer centro de control de rutas aéreas para facilitar a los pilotos información sobre el tráfico del aeropuerto, algo de gran utilidad en condiciones meteorológicas adversas. Estos flujos de comunicación con los aviones se potenciarían a partir de los años 50 con la implementación de los sistemas de radar que permitían ampliar considerablemente la cobertura y precisión del tráfico y añadir procedimientos de ayuda en la aproximación y salida de la región donde operaban.

 

Evolución del control aéreo en España

En España el control aéreo también se desarrolló en paralelo a la aviación. En 1920, en el aeródromo de Cuatro Vientos en Madrid se construyó una torre de señales que reproducía los principios de los faros marítimos. Durante los años 20 y 30 los sistemas de control evolucionaban gracias a la aviación militar, muy desarrollada en comparación con la civil, que era prácticamente anecdótica. Se desplegó una red de aerofaros que guiaban la navegación nocturna, y en los años 40 se creó el Servicio de Protección de Vuelo para salvaguardar la seguridad de los aviones en ruta. También se consolidaron los procedimientos de tráfico en los aeródromos, estableciéndose reglas básicas de circulación y códigos de señales para la comunicación entre los controladores de tierra y los pilotos.

En los años 60 el Ministerio de Defensa crea el Cuerpo Especial de Controladores de la Circulación Aérea, una división de funcionarios civiles que tenían como misión la regulación de las operaciones para la ordenación y la seguridad del tráfico aéreo. Este cuerpo se integrará en el Ministerio de Transportes a partir de 1977 y aun hoy depende de este organismo, excepto aquellas áreas de control que en 2010 pasaron a estar gestionadas por empresas privadas

Durante varias décadas, los controladores aéreos en España solo abarcaban superficies concretas y con una altitud limitada a 14.500 pies. Actualmente hay más de 2.000 controladores aéreos en el país que realizan tareas de control en los aeropuertos, tanto en tierra como en las inmediaciones, control de ruta en el espacio aéreo hasta 46.000 pies, y control de aproximación, en el que se diferencian los vuelos de llegada y salida y se asignan rumbos, velocidades y altitudes.

La figura del controlador aéreo siempre ha sido fundamental. La incipiente densidad del tráfico aéreo en todo el mundo hacen que su importancia sea cada vez mayor, al igual que la evolución tecnológica que les aportan herramientas para desarrollar su trabajo con mayores garantías . Porque ellos son los guías del aire.

image/svg+xml

Fecha de embarque

1 de octubre de 2022

Puerta

12

Vuelo

v00456

Asiento

b24

EMBÁRCATE CON NOSOTROS EN ESTA NUEVA AVENTURA

Your compare list

Compare
Eliminar Favorito
COMPARAR
0